BIBLIA CATOLICA ON-LINE

ANTIGUO TESTAMENTO - NUEVO TESTAMENTO - FORO CATOLICO - BUSCADOR BIBLICO

 

CAPITULO 7 - DEL LIBRO DEL EXODO

 

 

 

EXO 7: 1 Dijo Yahveh a Moisés: «Mira que te he constituido como dios para Faraón y Aarón, tu hermano, será tu profeta;
EXO 7: 2 tú le dirás cuanto yo te mande; y Aarón, tu hermano, se lo dirá a Faraón, para que deje salir de su país a los israelitas.
EXO 7: 3 Yo, por mi parte, endureceré el corazón de Faraón, y multiplicaré mis señales y mis prodigios en el país de Egipto.
EXO 7: 4 Faraón no os escuchará, pero yo pondré mi mano sobre Egipto y sacaré de la tierra de Egipto a mi ejército, mi pueblo, los israelitas, a fuerza de duros castigos.
EXO 7: 5 Y los egipcios reconocerán que yo soy Yahveh, cuando extienda mi mano sobre Egipto y saque de en medio de ellos a los hijos de Israel.»
EXO 7: 6 Moisés y Aarón hicieron lo que les mandó Yahveh.
EXO 7: 7 Tenía Moisés ochenta años, y Aarón 83 cuando hablaron a Faraón.
EXO 7: 8 Habló Yahveh a Moisés y Aarón, y dijo:
EXO 7: 9 «Cuando Faraón os diga: Haced algún prodigio, dirás a Aarón: Toma tu cayado y échalo delante de Faraón, y que se convierta en serpiente.»
EXO 7: 10 Presentáronse, pues, Moisés y Aarón a Faraón, e hicieron lo que Yahveh había ordenado: Aarón echó su cayado delante de Faraón y de sus servidores, y se convirtió en serpiente.
EXO 7: 11 También Faraón llamó a los sabios y a los hechiceros, y también ellos, los sabios egipcios, hicieron con sus encantamientos las mismas cosas.
EXO 7: 12 Echó cada cual su vara, y se trocaron en serpientes; pero el cayado de Aarón devoró sus varas.
EXO 7: 13 Sin embargo el corazón de Faraón se endureció, y no les escuchó, conforme había predicho Yahveh.
EXO 7: 14 Entonces dijo Yahveh a Moisés: «El corazón de Faraón es obstinado; se niega a dejar salir al pueblo.
EXO 7: 15 Preséntate a Faraón por la mañana, cuando vaya a la ribera. Le saldrás al encuentro a la orilla del Río, llevando en tu mano el cayado que se convirtió en serpiente.
EXO 7: 16 Y le dirás: Yahveh, el Dios de los hebreos, me ha enviado a ti para decirte: Deja partir a mi pueblo, para que me den culto en el desierto; pero hasta el presente no has escuchado.
EXO 7: 17 Así dice Yahveh: En esto conocerás que yo soy Yahveh: Mira que voy a golpear con el cayado que tengo en la mano las aguas del Río, y se convertirán en sangre.
EXO 7: 18 Los peces del Río morirán, y el Río quedará apestado de modo que los egipcios no podrán ya beber agua del Río.»
EXO 7: 19 Yahveh dijo a Moisés: «Di a Aarón: Toma tu cayado, y extiende tu mano sobre las aguas de Egipto, sobre sus canales, sobre sus ríos, sobre sus lagunas y sobre todos sus depósitos de agua. Se convertirán en sangre; y habrá sangre en toda la tierra de Egipto, hasta en los árboles y la piedras.»
EXO 7: 20 Moisés y Aarón hicieron lo que Yahveh les había mandado: alzó el cayado y golpeó las aguas que hay en el Rió en presencia de Faraón y de sus servidores, y todas las aguas del Rió se convirtieron en sangre.
EXO 7: 21 Los peces del Río murieron, el Río quedó apestado de modo que los egipcios nos pudieron beber el agua del Río; hubo sangre en todo el país de Egipto.
EXO 7: 22 Pero lo mismo hicieron con sus encantamientos los magos de Egipto; y el corazón de Faraón se endureció y no les escuchó, como había dicho Yahveh.
EXO 7: 23 Se volvió Faraón y entró en su casa sin hacer caso de ello.
EXO 7: 24 Y todos los egipcios tuvieron que cavar en los alrededores del Río en busca de agua potable, porque no podían beber las aguas del Río.
EXO 7: 25 Pasaron siete días desde que Yahveh hirió el Río.
EXO 7: 26 Y dijo Yahveh a Moisés: «Preséntate a Faraón y dile: Así dice Yahveh: Deja salir a mi pueblo para que me dé culto.
EXO 7: 27 Si te niegas a dejarle partir infestaré de ranas todo tu país.
EXO 7: 28 El Río bullirá de ranas, que subirán y entrarán en tu casa, en tu dormitorio y en tu lecho, en las casas de tus servidores y en tu pueblo, en tus hornos y en tus artesas.
EXO 7: 29 Subirán la ranas sobre ti, sobre tu pueblo, y sobre tus siervos.»

 
   


Está aquí: Inicio EXODO CAPITULO 7 - DEL LIBRO DEL EXODO

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política