BIBLIA CATOLICA ON-LINE

ANTIGUO TESTAMENTO - NUEVO TESTAMENTO - FORO CATOLICO - BUSCADOR BIBLICO

 

CAPITULO 11 - DEL LIBRO DE EZEQUIEL

 

 

 

EZE 11: 1 El espíritu me elevó y me condujo al pórtico oriental de la Casa de Yahveh, el que mira a oriente. Y he aquí que a la entrada del pórtico había veinticinco hombres, entre los cuales vi a Yazanías, hijo de Azzur, y a Pelatías, hijo de Benaías, jefes del pueblo.
EZE 11: 2 El me dijo: Hijo de hombre, éstos son los hombres que maquinan el mal, que dan malos consejos en esta ciudad.
EZE 11: 3 Dicen: ¡No es para pronto el construir casas! Ella es la olla y nosotros somos la carne.
EZE 11: 4 Por eso, profetiza contra ellos, profetiza, hijo de hombre.
EZE 11: 5 El espíritu de Yahveh irrumpió en mí y me dijo: Di: Así dice Yahveh: Eso es lo que habéis dicho, casa de Israel, conozco bien vuestra insolencia.
EZE 11: 6 Habéis multiplicado vuestras víctimas en esta ciudad; habéis llenado de víctimas sus calles.
EZE 11: 7 Por eso, así dice el Señor Yahveh: Las víctimas que habéis tirado en medio de ella son la carne, y ella es la olla; pero yo os haré salir de ella.
EZE 11: 8 Teméis la espada, pues yo traeré espada contra vosotros, oráculo del Señor Yahveh.
EZE 11: 9 Os sacaré de la ciudad, os entregaré en mano de extranjeros, y haré justicia de vosotros.
EZE 11: 10 A espada caeréis; en el término de Israel os juzgaré yo, y sabréis que yo soy Yahveh.
EZE 11: 11 Esta ciudad no será olla para vosotros, ni vosotros seréis carne en medio de ella; dentro del término de Israel os juzgaré yo.
EZE 11: 12 Y sabréis que yo soy Yahveh cuyos preceptos no habéis seguido y cuyas normas no habéis guardado - por el contrario habéis obrado según las normas de las naciones que os circundan.
EZE 11: 13 En esto, mientras yo estaba profetizando, Pelatías, hijo de Benaías, murió. Yo caí rostro en tierra y grité con voz fuerte: ¡Ah, Señor Yahveh!, ¿vas a aniquilar al resto de Israel?
EZE 11: 14 Entonces me fue dirigida la palabra de Yahveh en estos términos:
EZE 11: 15 Hijo de hombre; de cada uno de tus hermanos, de tus parientes y de toda la casa de Israel, dicen los habitantes de Jerusalén: Seguid lejos de Yahveh; a nosotros se nos ha dado esta tierra en posesión.
EZE 11: 16 Por eso, di: Así dice el Señor Yahveh: Sí, yo los he alejado entre las naciones, y los he dispersado por los países, pero yo he sido un santuario para ellos, por poco tiempo, en los países adonde han ido.
EZE 11: 17 Por eso, di: Así dice el Señor Yahveh: Yo os recogeré de en medio de los pueblos, os congregaré de los países en los que habéis sido dispersados, y os daré la tierra de Israel.
EZE 11: 18 Vendrán y quitarán de ella todos sus monstruos y abominaciones;
EZE 11: 19 yo les daré un solo corazón y pondré en ellos un espíritu nuevo: quitaré de su carne el corazón de piedra y les daré un corazón de carne,
EZE 11: 20 para que caminen según mis preceptos, observen mis normas y las pongan en práctica, y así sean mi pueblo y yo sea su Dios.
EZE 11: 21 En cuanto a aquellos cuyo corazón va en pos de sus monstruos y abominaciones, yo haré recaer su conducta sobre su cabeza, oráculo del Señor Yahveh.
EZE 11: 22 Los querubines desplegaron sus alas y las ruedas les siguieron, mientras la gloria del Dios de Israel estaba encima de ellos.
EZE 11: 23 La gloria de Yahveh se elevó de en medio de la ciudad y se detuvo sobre el monte que está al oriente de la ciudad.
EZE 11: 24 El espíritu me elevó y me llevó a Caldea, donde los desterrados, en visión, en el espíritu de Dios; y la visión que había contemplado se retiró de mí.
EZE 11: 25 Yo conté a los desterrados todo lo que Yahveh me había dado a ver.

 
   


Está aquí: Inicio EZEQUIEL CAPITULO 11 - DEL LIBRO DE EZEQUIEL

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política