BIBLIA CATOLICA ON-LINE

ANTIGUO TESTAMENTO - NUEVO TESTAMENTO - FORO CATOLICO - BUSCADOR BIBLICO

 

CAPITULO 12 - DEL LIBRO DE EZEQUIEL

 

 

 

EZE 12: 1 La palabra de Yahveh me fue dirigida en estos términos:
EZE 12: 2 Hijo de hombre, tú vives en medio de la casa de rebeldía: tienen ojos para ver y no ven, oídos para oír y no oyen, porque son una casa de rebeldía.
EZE 12: 3 Ahora, pues, hijo de hombre, prepárate un equipo de deportado y sal deportado en pleno día, a sus propios ojos. Saldrás del lugar en que te encuentras hacia otro lugar, ante sus ojos. Acaso vean que son una casa de rebeldía.
EZE 12: 4 Arreglarás tu equipo como un equipo de deportado, de día, ante sus ojos. Y saldrás por la tarde, ante sus ojos, como salen los deportados.
EZE 12: 5 Haz a vista de ellos un agujero en la pared, por donde saldrás.
EZE 12: 6 A sus ojos, cargarás con tu equipaje a la espalda y saldrás en la oscuridad; te cubrirás el rostro para no ver la tierra, porque yo he hecho de ti un símbolo para la casa de Israel.
EZE 12: 7 Yo hice como se me había ordenado; preparé de día mi equipo, como un equipo de deportado, y por la tarde hice un agujero en la pared con la mano. Y salí en la oscuridad, cargando con el equipaje a mis espaldas, ante sus ojos.
EZE 12: 8 Por la mañana la palabra de Yahveh me fue dirigida en estos términos:
EZE 12: 9 Hijo de hombre, ¿no te ha preguntado la casa de Israel, esta casa de rebeldía: Qué es lo que haces?
EZE 12: 10 Diles: Así dice el Señor Yahveh. Este oráculo se refiere a Jerusalén y a toda la casa de Israel que está en medio de ella.
EZE 12: 11 Di: Yo soy un símbolo para vosotros; como he hecho yo, así se hará con ellos; serán deportados, irán al destierro.
EZE 12: 12 El príncipe que está en medio de ellos cargará con su equipo a la espalda, en la oscuridad, y saldrá; horadarán la muralla para hacerle salir por ella; y se tapará la cara para no ver la tierra con sus propios ojos.
EZE 12: 13 Mas yo tenderé mi lazo sobre él y quedará preso en mi red; le conduciré a Babilonia, al país de los caldeos; pero no lo verá, y morirá allí.
EZE 12: 14 Y a todo su séquito, su guardia y todas sus tropas, yo los esparciré a todos los vientos y desenvainaré la espada detrás de ellos.
EZE 12: 15 Y sabrán que yo soy Yahveh cuando los disperse entre las naciones y los esparza por los países.
EZE 12: 16 Sin embargo, dejaré que un pequeño número de ellos escapen a la espada, al hambre y a la peste, para que cuenten todas sus abominaciones entre las naciones adonde vayan, a fin de que sepan que yo soy Yahveh.
EZE 12: 17 La palabra de Yahveh me fue dirigida en estos términos:
EZE 12: 18 Hijo de hombre, comerás tu pan con temblor y beberás tu agua con inquietud y angustia;
EZE 12: 19 y dirás al pueblo de la tierra: Así dice el Señor Yahveh a los habitantes de Jerusalén que andan por el suelo de Israel: comerán su pan con angustia, beberán su agua con estremecimiento, para que esta tierra y los que en ella se encuentran queden libres de la violencia de todos sus habitantes.
EZE 12: 20 Las ciudades populosas serán destruidas y esta tierra se convertirá en desolación; y sabréis que yo soy Yahveh.
EZE 12: 21 La palabra de Yahveh me fue dirigida en estos términos:
EZE 12: 22 Hijo de hombre, ¿qué queréis decir con ese proverbio que circula acerca del suelo de Israel: Los días se prolongan y toda visión se desvanece?
EZE 12: 23 Pues bien diles: Así dice el Señor Yahveh: Yo haré que calle ese proverbio; no se le repetirá más en Israel. Diles en cambio: Llegan los días en que toda visión se cumplirá,
EZE 12: 24 pues ya no habrá ni visión vana ni presagio mentiroso en medio de la casa de Israel.
EZE 12: 25 Yo, Yahveh, hablaré, y lo que yo hablo es una palabra que cumple sin dilación. Sí, en vuestros días, casa de rebeldía, yo pronunciaré una palabra y la ejecutaré, oráculo del Señor Yahveh.
EZE 12: 26 La palabra de Yahveh me fue dirigida en estos términos:
EZE 12: 27 Hijo de hombre, mira, la casa de Israel está diciendo: La visión que éste contempla es para días lejanos, éste profetiza para una época remota.
EZE 12: 28 Pues bien, diles: Así dice el Señor Yahveh: Ya no habrá más dilación para ninguna de mis palabras. Lo que yo hablo es una palabra que se cumple, oráculo del Señor Yahveh.

 
   


Está aquí: Inicio EZEQUIEL CAPITULO 12 - DEL LIBRO DE EZEQUIEL

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política