BIBLIA CATOLICA ON-LINE

ANTIGUO TESTAMENTO - NUEVO TESTAMENTO - FORO CATOLICO - BUSCADOR BIBLICO

 

CAPITULO 28 - DEL LIBRO DE EZEQUIEL

 

 

 

EZE 28: 1 La palabra de Yahveh me fue dirigida en estos términos:
EZE 28: 2 Hijo de hombre, di al príncipe de Tiro:Así dice el Señor Yahveh: ¡Oh!, tu corazón se ha engreído y has dicho: Soy un dios, estoy sentado en un trono divino, en el corazón de los mares.Tú que eres un hombre y no un dios, equiparas tu corazón al corazón de Dios.
EZE 28: 3 ¡Oh sí, eres más sabio que Danel!Ningún sabio es semejante a ti.
EZE 28: 4 Con tu sabiduría y tu inteligencia te has hecho una fortuna, has amontonado oro y plata en tus tesoros.
EZE 28: 5 Por tu gran sabiduría y tu comercio has multiplicado tu fortuna, y por su fortuna se ha engreído tu corazón.
EZE 28: 6 Por eso, así dice el Señor Yahveh:Porque has equiparado tu corazón al corazón de Dios,
EZE 28: 7 por eso, he aquí que yo traigo contra ti extranjeros, los más bárbaros entre las naciones.Desenvainarán la espada contra tu linda sabiduría, y profanarán tu esplendor;
EZE 28: 8 te precipitarán en la fosa, y morirás de muerte violenta en el corazón de los mares.
EZE 28: 9 ¿Podrás decir aún: Soy un dios, ante tus verdugos?Pero serás un hombre, que no un dios, entre las manos de los que te traspasen.
EZE 28: 10 Tendrás la muerte de los incircuncisos, a manos de extranjeros.Porque he hablado yo, oráculo del Señor Yahveh.
EZE 28: 11 La palabra de Yahveh me fue dirigida en estos términos:
EZE 28: 12 Hijo de hombre, entona una elegía sobre el rey de Tiro. Le dirás: Así dice el Señor Yahveh:Eras el sello de una obra maestra, lleno de sabiduría, acabado en belleza.
EZE 28: 13 En Edén estabas, en el jardín de Dios.Toda suerte de piedras preciosas formaban tu manto: rubí, topacio, diamante, crisólito, piedra de ónice, jaspe, zafiro, malaquita, esmeralda; en oro estaban labrados los aretes y pinjantes que llevabas, aderezados desde el día de tu creación.
EZE 28: 14 Querubín protector de alas desplegadas te había hecho yo, estabas en el monte santo de Dios, caminabas entre piedras de fuego.
EZE 28: 15 Fuiste perfecto en su conducta desde el día de tu creación, hasta el día en que se halló en ti iniquidad.
EZE 28: 16 Por la amplitud de tu comercio se ha llenado tu interior de violencia, y has pecado.Y yo te he degradado del monte de Dios, y te he eliminado, querubín protector, de en medio de las piedras de fuego.
EZE 28: 17 Tu corazón se ha pagado de tu belleza, has corrompido tu sabiduría por causa de tu esplendor.Yo te he precipitado en tierra, te he expuesto como espectáculo a los reyes.
EZE 28: 18 Por la multitud de tus culpas por la inmoralidad de tu comercio, has profanado tus santuarios.Y yo he sacado de ti mismo el fuego que te ha devorado; te he reducido a ceniza sobre la tierra, a los ojos de todos los que te miraban.
EZE 28: 19 Todos los pueblos que te conocían están pasmados por ti.Eres un objeto de espanto, y has desaparecido para siempre.
EZE 28: 20 La palabra de Yahveh me fue dirigida en estos términos:
EZE 28: 21 Hijo de hombre, vuelve tu rostro hacia Sidón y profetiza contra ella.
EZE 28: 22 Dirás: Así dice el Señor Yahveh:Aquí estoy contra ti, Sidón; en medio de ti seré glorificado.Se sabrá que yo soy Yahveh, cuando yo haga justicia de ella y manifieste en ella mi santidad.
EZE 28: 23 Mandaré contra ella la peste, habrá sangre en sus calles; las víctimas caerán en medio de ella, bajo la espada que la cercará por todas partes, y se sabrá que yo soy Yahveh.
EZE 28: 24 No habrá más, para la casa de Israel, espina que punce ni zarza que lacere, entre todos sus vecinos que la desprecian, y se sabrá que yo soy el Señor Yahveh.
EZE 28: 25 Así dice el Señor Yahveh: Cuando yo reúna a la casa de Israel de en medio de los pueblos donde está dispersa, manifestaré en ellos mi santidad a los ojos de las naciones. Habitarán en la tierra que yo di a mi siervo Jacob;
EZE 28: 26 habitarán allí con seguridad, construirán casas y plantarán viñas; vivirán seguros. Cuando yo haga justicia de todos sus vecinos que los desprecian, se sabrá que yo soy Yahveh su Dios.

 
   


Está aquí: Inicio EZEQUIEL CAPITULO 28 - DEL LIBRO DE EZEQUIEL

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política