BIBLIA CATOLICA ON-LINE

ANTIGUO TESTAMENTO - NUEVO TESTAMENTO - FORO CATOLICO - BUSCADOR BIBLICO

 

CAPITULO 4 - DE LA CARTA / EPISTOLA A LOS FILIPENSES (LIBRO)

 

 

 

FIL 4: 1 Por tanto, hermanos míos queridos y añorados, mi gozo y mi corona, manteneos así firmes en el Señor, queridos.
FIL 4: 2 Ruego a Evodia, lo mismo que a Síntique, tengan un mismo sentir en el Señor.
FIL 4: 3 También te ruego a ti, Sícigo, verdadero compañero, que las ayudes, ya que lucharon por el Evangelio a mi lado, lo mismo que Clemente y demás colaboradores míos, cuyos nombres están en el libro de la vida.
FIL 4: 4 Estad siempre alegres en el Señor; os lo repito, estad alegres.
FIL 4: 5 Que vuestra mesura sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca.
FIL 4: 6 No os inquietéis por cosa alguna; antes bien, en toda ocasión, presentad a Dios vuestras peticiones, mediante la oración y la súplica, acompañadas de la acción de gracias.
FIL 4: 7 Y la paz de Dios, que supera todo conocimiento, custodiará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.
FIL 4: 8 Por lo demás, hermanos, todo cuanto hay de verdadero, de noble, de justo, de puro, de amable, de honorable, todo cuanto sea virtud y cosa digna de elogio, todo eso tenedlo en cuenta.
FIL 4: 9 Todo cuanto habéis aprendido y recibido y oído y visto en mí, ponedlo por obra y el Dios de la paz estará con vosotros.
FIL 4: 10 Me alegré mucho en el Señor de que ya al fin hayan florecido vuestros buenos sentimientos para conmigo. Ya los teníais, sólo que os faltaba ocasión de manifestarlos.
FIL 4: 11 No lo digo movido por la necesidad, pues he aprendido a contentarme con lo que tengo.
FIL 4: 12 Sé andar escaso y sobrado. Estoy avezado a todo y en todo: a la saciedad y al hambre; a la abundancia y a la privación.
FIL 4: 13 Todo lo puedo en Aquel que me conforta.
FIL 4: 14 En todo caso, hicisteis bien en compartir mi tribulación.
FIL 4: 15 Y sabéis también vosotros, filipenses, que en el comienzo de la evangelización, cuando salí de Macedonia, ninguna Iglesia me abrió cuentas de haber y debe, sino vosotros solos.
FIL 4: 16 Pues incluso cuando estaba yo en Tesalónica enviasteis por dos veces con que atender a mi necesidad.
FIL 4: 17 No es que yo busque el don; sino que busco que aumenten los intereses en vuestra cuenta.
FIL 4: 18 Tengo cuanto necesito, y me sobra; nado en la abundancia después de haber recibido de Epafrodito lo que me habéis enviado, suave aroma , sacrificio que Dios acepta con agrado.
FIL 4: 19 Y mi Dios proveerá a todas vuestras necesidades con magnificencia, conforme a su riqueza, en Cristo Jesús.
FIL 4: 20 Y a Dios, nuestro Padre, la gloria por los siglos de los siglos. Amén.
FIL 4: 21 Saludad a todos los santos en Cristo Jesús. Os saludan los hermanos que están conmigo.
FIL 4: 22 Os saludan todos los Santos, especialmente los de la Casa del César.
FIL 4: 23 La gracia del Señor Jesucristo sea con vuestro espíritu

 
   


Está aquí: Inicio FILIPENSES CAPITULO 4 - DE LA CARTA / EPISTOLA A LOS FILIPENSES (LIBRO)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política