BIBLIA CATOLICA ON-LINE

ANTIGUO TESTAMENTO - NUEVO TESTAMENTO - FORO CATOLICO - BUSCADOR BIBLICO

 

CAPITULO 8 - DEL LIBRO DEL GENESIS

 

 

 

GEN 8: 1 Acordóse Dios de Noé y de todos los animales y de los ganados que con él estaban en el arca. Dios hizo pasar un viento sobre la tierra y las aguas decrecieron.
GEN 8: 2 Se cerraron las fuentes del abismo y las compuertas del cielo, y cesó la lluvia del cielo.
GEN 8: 3 Poco a poco retrocedieron las aguas de sobre la tierra. Al cabo de 150 días, las aguas habían menguado,
GEN 8: 4 y en el mes séptimo, el día diecisiete del mes, varó el arca sobre los montes de Ararat.
GEN 8: 5 Las aguas siguieron menguando paulatinamente hasta el mes décimo, y el día primero del décimo mes asomaron las cumbres de los montes.
GEN 8: 6 Al cabo de cuarenta días, abrió Noé la ventana que había hecho en el arca,
GEN 8: 7 y soltó al cuervo, el cual estuvo saliendo y retornando hasta que se secaron las aguas sobre la tierra.
GEN 8: 8 Después soltó a la paloma, para ver si habían menguado ya las aguas de la superficie terrestre.
GEN 8: 9 La paloma, no hallando donde posar el pie, tornó donde él, al arca, porque aún había agua sobre la superficie de la tierra; y alargando él su mano, la asió y metióla consigo en el arca.
GEN 8: 10 Aún esperó otros siete días y volvió a soltar la paloma fuera del arca.
GEN 8: 11 La paloma vino al atardecer, y he aquí que traía en el pico un ramo verde de olivo, por donde conoció Noé que habían disminuido las aguas de encima de la tierra.
GEN 8: 12 Aún esperó otros siete días y soltó la paloma, que ya no volvió donde él.
GEN 8: 13 El año 601 de la vida de Noé, el día primero del primer mes, se secaron las aguas de encima de la tierra. Noé retiró la cubierta del arca, miró y he aquí que estaba seca la superficie del suelo.
GEN 8: 14 En el segundo mes, el día veintisiete del mes, quedó seca la tierra.
GEN 8: 15 Habló entonces Dios a Noé en estos términos:
GEN 8: 16 «Sal del arca tú, y contigo tu mujer, tus hijos y las mujeres de tus hijos.
GEN 8: 17 Saca contigo todos los animales de toda especie que te acompañan, aves, ganados y todas las sierpes que reptan sobre la tierra. Que pululen sobre la tierra y sean fecundos y se multipliquen sobre la tierra.»
GEN 8: 18 Salió, pues, Noé, y con él sus hijos, su mujer y las mujeres de sus hijos.
GEN 8: 19 Todos los animales, todos los ganados, todas las aves y todas las sierpes que reptan sobre la tierra salieron por familias del arca.
GEN 8: 20 Noé construyó un altar a Yahveh, y tomando de todos las animales puros y de todas las aves puras, ofreció holocaustos en el altar.
GEN 8: 21 Al aspirar Yahveh el calmante aroma, dijo en su corazón: «Nunca más volveré al maldecir el suelo por causa del hombre, porque las trazas del corazón humano son malas desde su niñez, ni volveré a herir a todo ser viviente como lo he hecho.
GEN 8: 22 «Mientras dure la tierra, sementera y siega, frío y calor, verano e invierno, día y noche, no cesarán.»

 
   


Está aquí: Inicio GENESIS CAPITULO 8 - DEL LIBRO DEL GENESIS

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política