BIBLIA CATOLICA ON-LINE

ANTIGUO TESTAMENTO - NUEVO TESTAMENTO - FORO CATOLICO - BUSCADOR BIBLICO

 

CAPITULO 66 - DEL LIBRO DE ISAIAS

 

 

 

ISA 66: 1 Así dice Yahveh:Los cielos son mi trono y la tierra el estrado de mis pies,Pues ¿qué casa vais a edificarme, o qué lugar para mi reposo,
ISA 66: 2 si todo lo hizo mi mano, y es mío todo ello? - Oráculo de Yahveh -.Y ¿en quién voy a fijarme?En el humilde y contrito que tiembla a mi palabra.
ISA 66: 3 Se inmola un buey, se abate un hombre, se sacrifica una oveja, se desnuca un perro, se ofrece en oblación sangre de cerdo, se hace un memorial de incienso, se bendice a los ídolos.Ellos mismos eligieron sus propios caminos y en sus monstruos abominables halló su alma complacencia.
ISA 66: 4 También yo elegiré el vejarlos y sus temores traeré sobre ellos, por cuanto que llamé y nadie respondió, hablé y no escucharon, sino que hicieron lo que me parece mal y lo que no me gusta eligieron.
ISA 66: 5 Escuchad la palabra de Yahveh, los que tembláis a su palabra.Dijeron vuestros hermanos que os aborrecen, que os rechazan por causa de mi nombre: Que Yahveh muestre su gloria y veamos vuestra alegría.Pero ellos quedarán avergonzados.
ISA 66: 6 Voz estruendosa viene de la ciudad, voz del Templo: la voz de Yahveh que paga el merecido a sus enemigos.
ISA 66: 7 Antes de tener dolores dio a luz, antes de llegarle el parto dio a luz varón.
ISA 66: 8 ¿Quién oyó tal? ¿Quién vio cosa semejante? ¿Es dado a luz un país en un solo día? ¿O nace un pueblo todo de una vez?Pues bien: Tuvo dolores y dio a luzSión a sus hijos.
ISA 66: 9 ¿Abriré yo el seno sin hacer dar a luz - dice Yahveh - o lo cerraré yo, que hago dar a luz? - Dice tu Dios.
ISA 66: 10 Alegraos, Jerusalén, y regocijaos por ella todos los que la amáis, llenaos de alegría por ella todos los que por ella hacíais duelo;
ISA 66: 11 de modo que maméis y os hartéis del seno de sus consuelos, de modo que chupéis y os deleitéis de los pechos de su gloria.
ISA 66: 12 Porque así dice Yahveh:Mirad que yo tiendo hacia ella, como río la paz, y como raudal desbordante la gloria de las naciones, seréis alimentados, en brazos seréis llevados y sobre las rodillas seréis acariciados.
ISA 66: 13 Como uno a quien su madre le consuela, así yo os consolaré (y por Jerusalén seréis consolados).
ISA 66: 14 Al verlo se os regocijará el corazón, vuestros huesos como el césped florecerán, la mano de Yahveh se dará a conocer a sus siervos, y su enojo a sus enemigos.
ISA 66: 15 Pues he aquí que Yahveh en fuego viene y como torbellino son sus carros, para desfogar su cólera con ira y su amenaza con llamas de fuego.
ISA 66: 16 Porque con fuego Yahveh va a juzgar y con su espada a toda carne, y serán muchas las víctimas de Yahveh.
ISA 66: 17 Los que se consagran y los que se purifican en los jardines, detrás de uno que está en medio, que comen carne de cerdo, cosas inmundas y de rata, a una serán eliminados con sus acciones y sus pensamientos, - oráculo de Yahveh -.
ISA 66: 18 Yo vengo a reunir a todas las naciones y lenguas; vendrán y verán mi gloria.
ISA 66: 19 Pondré en ellos señal y enviaré de ellos algunos escapados a las naciones: a Tarsis, Put y Lud, Mések, Ros, Túbal, Yaván; a las islas remotas que no oyeron mi fama ni vieron mi gloria. Ellos anunciarán mi gloria a las naciones.
ISA 66: 20 Y traerán a todos vuestros hermanos de todas las naciones como oblación a Yahveh - en caballos, carros, literas, mulos y dromedarios - a mi monte santo de Jerusalén - dice Yahveh - como traen los hijos de Israel la oblación en recipiente limpio a la Casa de Yahveh.
ISA 66: 21 Y también de entre ellos tomaré para sacerdotes y levitas - dice Yahveh.
ISA 66: 22 Porque así como los cielos nuevos y la tierra nueva que yo hago permanecen en mi presencia - oráculo de Yahveh - así permanecerá vuestra raza y vuestro nombre.
ISA 66: 23 Así pues, de luna en luna nueva y de sábado en sábado, vendrá todo el mundo a prosternarse ante mí - dice Yahveh.
ISA 66: 24 Y en saliendo, verán los cadáveres de aquellos que se rebelaron contra mí; su gusano no morirá su fuego no se apagará, y serán el asco de todo el mundo

 
   


Está aquí: Inicio ISAIAS CAPITULO 66 - DEL LIBRO DE ISAIAS

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política