BIBLIA CATOLICA ON-LINE

ANTIGUO TESTAMENTO - NUEVO TESTAMENTO - FORO CATOLICO - BUSCADOR BIBLICO

 

CAPITULO 17 - DEL LIBRO DE JEREMIAS

 

 

 

JER 17: 1 El pecado de Judá está escrito con buril de hierro; con punta de diamante está grabado sobre la tabla de su corazón y en los cuernos de sus aras,
JER 17: 2 así, recordarán sus hijos sus aras y sus cipos cabe los árboles frondosos, sobre los oteros altos,
JER 17: 3 mi monte, en la campiña.Tu haber y todos tus tesoros al pillaje voy a dar, en pago por todos tus pecados de los altos, en todas tus fronteras.
JER 17: 4 Tendrás que deshacerte de tu heredad que yo te di, y te haré esclavo de tus enemigos en un país que no conoces, porque un fuego ha saltado en mi ira que para siempre estará encendido.
JER 17: 5 Así dice Yahveh:Maldito sea aquel que fía en hombre, y hace de la carne su apoyo, y de Yahveh se aparta en su corazón.
JER 17: 6 Pues es como el tamarisco en la Arabá, y no verá el bien cuando viniere.Vive en los sitios quemados del desierto, en saladar inhabitable.
JER 17: 7 Bendito sea aquel que fía en Yahveh, pues no defraudará Yahveh su confianza.
JER 17: 8 Es como árbol plantado a las orillas del agua, que a la orilla de la corriente echa sus raíces.No temerá cuando viene el calor, y estará su follaje frondoso; en año de sequía no se inquieta ni se retrae de dar fruto.
JER 17: 9 El corazón es lo más retorcido; no tiene arreglo: ¿quién lo conoce?
JER 17: 10 Yo, Yahveh, exploro el corazón, pruebo los riñones, para dar a cada cual según su camino, según el fruto de sus obras.
JER 17: 11 La perdiz incuba lo que no ha puesto; así es el que hace dinero, mas no con justicia: en mitad de sus días lo ha de dejar y a la postre resultará un necio.
JER 17: 12 Solio de Gloria, excelso desde el principio, es el lugar de nuestro santuario...
JER 17: 13 Esperanza de Israel, Yahveh: todos los que te abandonan serán avergonzados, y los que se apartan de ti, en la tierra serán escritos, por haber abandonado el manantial de aguas vivas, Yahveh.
JER 17: 14 Cúrame, Yahveh, y sea yo curado; sálvame, y sea yo salvo, pues mi prez eres tú.
JER 17: 15 Mira que ellos me dicen: ¿Dónde está la palabra de Yahveh? ¡vamos, que venga!
JER 17: 16 Yo nunca te apremié a hacer daño; el día irremediable no he anhelado; tú lo sabes: lo salido de mis labios enfrente de tu faz ha estado.
JER 17: 17 No seas para mí espanto, ¡oh tú, mi amparo en el día aciago!
JER 17: 18 Avergüéncense mis perseguidores, y no me avergüence yo; espántense ellos, y no me espante yo.Trae sobre ellos el día aciago, y con doble quebrantamiento quebrántalos.
JER 17: 19 Yahveh me dijo así: Ve y te paras a la puerta de los Hijos del pueblo, por la que entran los reyes de Judá y por la que salen, y asimismo en todas las puertas de Jerusalén,
JER 17: 20 y les dices: Oíd la palabra de Yahveh, reyes de Judá, y todo Judá y los habitantes de Jerusalén que entráis por estas puertas.
JER 17: 21 Así dice Yahveh: Guardaos, por vida vuestra, de llevar carga en día de sábado y meterla por las puertas de Jerusalén.
JER 17: 22 No saquéis tampoco carga de vuestras casas en sábado, ni hagáis trabajo alguno, antes bien santificad el sábado como mandé a vuestros padres.
JER 17: 23 Mas no oyeron ni aplicaron el oído, sino que atiesaron su cerviz sin oír ni aprender.
JER 17: 24 Que si me hacéis caso - oráculo de Yahveh - no metiendo carga por las puertas de esta ciudad en sábado y santificando el día de sábado sin realizar en él trabajo alguno,
JER 17: 25 entonces entrarán por las puertas de esta ciudad reyes que se sienten sobre el trono de David, montados en carros y caballos, ellos y sus oficiales, la gente de Judá y los habitantes de Jerusalén. Y durará esta ciudad para siempre.
JER 17: 26 Y vendrán de las ciudades de Judá, de los aledaños de Jerusalén, del país de Benjamín, de la Tierra Baja, de la Sierra y del Négueb a traer holocaustos, sacrificios, oblaciones e incienso y a traer ofrendas de acción de gracias a la Casa de Yahveh.
JER 17: 27 Pero si no me oyereis en cuanto a santificar el sábado y no llevar carga ni meterla por las puertas de Jerusalén en sábado, entonces prenderé fuego a sus puertas, que consumirá los palacios de Jerusalén, y no se apagará.

 
   


Está aquí: Inicio JEREMIAS CAPITULO 17 - DEL LIBRO DE JEREMIAS

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política