BIBLIA CATOLICA ON-LINE

ANTIGUO TESTAMENTO - NUEVO TESTAMENTO - FORO CATOLICO - BUSCADOR BIBLICO

 

CAPITULO 21 - DEL LIBRO DE JOB

 

 

 

JOB 21: 1 Job tomó la palabra y dijo:
JOB 21: 2 Escuchad, escuchad mis razones, dadme siquiera este consuelo.
JOB 21: 3 Tened paciencia mientras hablo yo, cuando haya hablado, os podréis burlar.
JOB 21: 4 ¿Acaso me quejo yo de un hombre? ¿Por qué entonces no he de ser impaciente?
JOB 21: 5 Volved hacia mí: quedaréis espantados y la mano pondréis en vuestra boca.
JOB 21: 6 Que yo mismo me horrorizo al recordarlo, y mi carne es presa de un escalofrío.
JOB 21: 7 ¿Por qué siguen viviendo los malvados, envejecen y aún crecen en poder?
JOB 21: 8 Su descendencia ante ellos se afianza, sus vástagos se afirman a su vista.
JOB 21: 9 En paz sus casas, nada temen, la vara de Dios no cae sobre ellos.
JOB 21: 10 Su toro fecunda sin marrar, sin abortar su vaca pare.
JOB 21: 11 Dejan correr a sus niños como ovejas, sus hijos brincan como ciervos.
JOB 21: 12 Cantan con arpa y cítara, al son de la flauta se divierten.
JOB 21: 13 Acaban su vida en la ventura, en paz descienden al seol.
JOB 21: 14 Y con todo, a Dios decían: ¡Lejos de nosotros, no queremos conocer tus caminos!
JOB 21: 15 ¿Qué es Sadday para que le sirvamos, qué podemos ganar con aplacarle?
JOB 21: 16 ¿No está en sus propias manos su ventura, aunque el consejo de los malos quede lejos de Dios?
JOB 21: 17 ¿Cuántas veces la lámpara de los malos se apaga, su desgracia irrumpe sobre ellos, y él reparte dolores en su cólera?
JOB 21: 18 ¿Son como paja ante el viento, como tamo que arrebata un torbellino?
JOB 21: 19 ¿Va a guardar Dios para sus hijos su castigo? ¡que le castigue a él, para que sepa!
JOB 21: 20 ¡Vea su ruina con sus propios ojos, beba de la furia de Sadday!
JOB 21: 21 ¿Qué le importa la suerte de su casa, después de él, cuando se haya cortado la cuenta de sus meses?
JOB 21: 22 Pero, ¿se enseña a Dios la ciencia? ¡Si es él quien juzga a los seres más excelsos!
JOB 21: 23 Hay quien muere en su pleno vigor, en el colmo de la dicha y de la paz,
JOB 21: 24 repletos de grasa su ijares, bien empapado el meollo de sus huesos.
JOB 21: 25 Y hay quien muere, la amargura en el alma, sin haber gustado la ventura.
JOB 21: 26 Juntos luego se acuestan en el polvo, y los gusanos los recubren.
JOB 21: 27 ¡Oh, sé muy bien lo que pensáis, las malas ideas que os formáis sobre mí!
JOB 21: 28 ¿Dónde está, os decís, la casa del magnate? ¿dónde la tienda que habitaban los malos?
JOB 21: 29 ¿No habéis interrogado a los viandantes? ¿no os han pasmado los casos que refieren?
JOB 21: 30 Que el malo es preservado en el día del desastre, en el día de los furores queda a salvo.
JOB 21: 31 Pues, ¿quién le echa en cara su conducta y le da el merecido de su obras?
JOB 21: 32 Cuando es llevado al cementerio, sobre el mausoleo hace vela.
JOB 21: 33 Dulces le son los terrones del torrente, y detrás de él desfila todo el mundo.
JOB 21: 34 ¿Cómo, pues, me consoláis tan en vano? ¡Pura falacia son vuestras respuestas!

 
   


Está aquí: Inicio JOB CAPITULO 21 - DEL LIBRO DE JOB

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política