BIBLIA CATOLICA ON-LINE

ANTIGUO TESTAMENTO - NUEVO TESTAMENTO - FORO CATOLICO - BUSCADOR BIBLICO

 

CAPITULO 24 - DEL LIBRO DE JOB

 

 

 

JOB 24: 1 ¿Por qué Sadday no se reserva tiempos, y los que le conocen no contemplan sus días?
JOB 24: 2 Los malvados remueven los mojones, roban el rebaño y su pastor.
JOB 24: 3 Se llevan el asno de los huérfanos, toman en prenda el buey de la viuda.
JOB 24: 4 Los mendigos tienen que retirarse del camino, a una se ocultan los pobres del país.
JOB 24: 5 Como onagros del desierto salen a su tarea, buscando presa desde el alba, y a la tarde, pan para sus crías.
JOB 24: 6 Cosechan en el campo del inicuo, vendimian la viña del malvado.
JOB 24: 7 Pasan la noche desnudos, sin vestido, sin cobertor contra el frío.
JOB 24: 8 Calados por el turbión de las montañas, faltos de abrigo, se pegan a la roca.
JOB 24: 9 Al huérfano se le arranca del pecho, se toma en prenda al niño del pobre.
JOB 24: 10 Desnudos andan, sin vestido; hambrientos, llevan las gavillas.
JOB 24: 11 Pasan el mediodía entre dos paredes, pisan los lagares y no quitan la sed.
JOB 24: 12 Desde la ciudad gimen los que mueren, el herido de muerte pide auxilio, ¡y Dios sigue sordo a la oración!
JOB 24: 13 Otros hay rebeldes a la luz: no reconocen sus caminos ni frecuentan sus senderos.
JOB 24: 14 Aún no es de día cuando el asesino se levanta para matar al pobre y al menesteroso.Por la noche merodea el ladrón.
JOB 24: 15 El ojo del adúltero el crepúsculo espía: Ningún ojo - dice - me divisa, y cubre su rostro con un velo.
JOB 24: 16 Las casas perfora en las tinieblas.Durante el día se ocultan los que no quieren conocer la luz.
JOB 24: 17 Para todos ellos la mañana es sombra, porque sufren entonces sus terrores.
JOB 24: 18 No es más que una paja sobre el agua, su hacienda es maldita en el país, nadie toma el camino de su viña.
JOB 24: 19 Como el calor de sequía arrebata el agua de nieve, así el seol al que ha pecado.
JOB 24: 20 El seno que le formó se olvida de él, y su nombre no se recuerda más.Así la iniquidad es desgajada como un árbol.
JOB 24: 21 Maltrataba a la estéril, la que no da a luz, y a la viuda no trataba bien.
JOB 24: 22 Pero Aquel que agarra con su fuerza a los tiranos se levanta, y va el otro no cuenta con la vida.
JOB 24: 23 Le dejaba apoyarse con seguridad, pero sus ojos vigilaban sus caminos.
JOB 24: 24 Se encumbró por un instante, y ya no existe, se abate como el armuelle que se corta, como la cresta de la espiga se amustia.
JOB 24: 25 ¿No es así? ¿quién me puede desmentir y reducir a nada mi palabra?

 
   


Está aquí: Inicio JOB CAPITULO 24 - DEL LIBRO DE JOB

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política