BIBLIA CATOLICA ON-LINE

ANTIGUO TESTAMENTO - NUEVO TESTAMENTO - FORO CATOLICO - BUSCADOR BIBLICO

 

CAPITULO 29 - DEL LIBRO DE JOB

 

 

 

JOB 29: 1 Job continuó pronunciando su discurso y dijo:
JOB 29: 2 ¡Quién me hiciera volver a los meses de antaño, aquellos días en que Dios me guardaba,
JOB 29: 3 cuando su lámpara brillaba sobre mi cabeza, y yo a su luz por las tinieblas caminaba;
JOB 29: 4 como era yo en los días de mi otoño, cuando vallaba Dios mi tienda,
JOB 29: 5 cuando Sadday estaba aún conmigo, y en torno mío mis muchachos,
JOB 29: 6 cuando mis pies se bañaban en manteca, y regatos de aceite destilaba la roca!
JOB 29: 7 Si yo salía a la puerta que domina la ciudad y mi asiento en la plaza colocaba,
JOB 29: 8 se retiraban los jóvenes al verme, y los viejos se levantaban y quedaban en pie.
JOB 29: 9 Los notables cortaban sus palabras y ponían la mano en su boca.
JOB 29: 10 La voz de los jefes se ahogaba, su lengua se pegaba al paladar.
JOB 29: 11 Oído que lo oía me llamaba feliz, ojo que lo veía se hacía mi testigo.
JOB 29: 12 Pues yo libraba al pobre que clamaba, y al huérfano que no tenía valedor.
JOB 29: 13 La bendición del moribundo subía hacia mí, el corazón de la viuda yo alegraba.
JOB 29: 14 Me había puesto la justicia, y ella me revestía, como manto y turbante, mi derecho.
JOB 29: 15 Era yo los ojos del ciego y del cojo los pies.
JOB 29: 16 Era el padre de los pobres, la causa del desconocido examinaba.
JOB 29: 17 Quebraba los colmillos del inicuo, de entre sus dientes arrancaba su presa.
JOB 29: 18 Y me decía: Anciano moriré, como la arena aumentaré mis días.
JOB 29: 19 Mi raíz está franca a las aguas, el rocío se posa de noche en mi ramaje.
JOB 29: 20 Mi gloria será siempre nueva en mí, y en mi mano mi arco renovará su fuerza.
JOB 29: 21 Me escuchaban ellos con expectación, callaban para oír mi consejo.
JOB 29: 22 Después de hablar yo, no replicaban, y sobre ellos mi palabra caía gota a gota.
JOB 29: 23 Me esperaban lo mismo que a la lluvia, abrían su boca como a lluvia tardía.
JOB 29: 24 Si yo les sonreía, no querían creerlo, y la luz de mi rostro no dejaban perderse.
JOB 29: 25 Les indicaba el camino y me ponía al frente, me asentaba como un rey en medio de su tropa, y por doquier les guiaba a mi gusto.

 
   


Está aquí: Inicio JOB CAPITULO 29 - DEL LIBRO DE JOB

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política