BIBLIA CATOLICA ON-LINE

ANTIGUO TESTAMENTO - NUEVO TESTAMENTO - FORO CATOLICO - BUSCADOR BIBLICO

 

CAPITULO 34 - DEL LIBRO DE JOB

 

 

 

JOB 34: 1 Elihú reanudó su discurso y dijo:
JOB 34: 2 Escuchad, sabios, mis palabras, vosotros los doctos, dadme oídos.
JOB 34: 3 Porque el oído aprecia las palabras, como el paladar gusta los manjares.
JOB 34: 4 Decidamos entre nosotros lo que es justo, sepamos juntos lo que es bueno.
JOB 34: 5 Pues Job ha dicho: Yo soy justo, pero Dios me quita mi derecho;
JOB 34: 6 mi juez se muestra cruel para conmigo, mi llaga es incurable, aunque no tengo culpa.
JOB 34: 7 ¿Qué hombre hay como Job, que bebe el sarcasmo como agua,
JOB 34: 8 que anda en compañía de malhechores, y camina con malvados?
JOB 34: 9 Pues él ha dicho: Nada gana el hombre con buscar el agrado de Dios.
JOB 34: 10 Así pues, escuchadme, como hombres sensatos.Lejos de Dios el mal, de Sadday la injusticia;
JOB 34: 11 que la obra del hombre, él se la paga, y según su conducta trata a cada uno.
JOB 34: 12 En verdad, Dios no hace el mal, no tuerce el derecho Sadday.
JOB 34: 13 ¿Quién, si no, le confió la tierra, quién le encargó del mundo entero?
JOB 34: 14 Si él retirara a sí su espíritu, si hacia sí recogiera su soplo,
JOB 34: 15 a una expiraría toda carne, el hombre al polvo volvería.
JOB 34: 16 Si tienes inteligencia, escucha esto, presta oído al son de mis palabras.
JOB 34: 17 ¿Podría gobernar un enemigo del derecho? ¿al Justo poderoso vas a condenar?
JOB 34: 18 ¡Aquel que dice a un rey: ¡Inútil!, ¡Malvados! a los nobles,
JOB 34: 19 que no hace acepción de príncipes, ni prefiere al grande sobre el débil, ¡pues todos son obra de sus manos!
JOB 34: 20 Mueren ellos de repente a media noche, perecen los grandes y pasan, y él depone a un tirano sin esfuerzo.
JOB 34: 21 Pues sus ojos vigilan los caminos del hombre, todos sus pasos observa.
JOB 34: 22 No hay tinieblas ni sombra donde ocultarse los agentes del mal.
JOB 34: 23 No asigna él un plazo al hombre para que a juicio se presente ante Dios.
JOB 34: 24 Quebranta a los grandes sin examen, y pone a otros en su sitio.
JOB 34: 25 Es que él conoce sus acciones, de noche los sacude y se les pisa.
JOB 34: 26 Como a criminales los azota, en lugar público los encadena,
JOB 34: 27 porque se apartaron de su seguimiento, y no comprendieron todos sus caminos,
JOB 34: 28 hasta hacer llegar a él el gemido del débil y hacerle oír el clamor de los humildes.
JOB 34: 29 Mas si él sigue inmóvil, sin que nadie le perturbe, si vela su faz, sin que nadie le perciba, es que se apiada de naciones e individuos,
JOB 34: 30 libra al impío del cepo de la angustia,
JOB 34: 31 Cuando éste dice a Dios: He sido seducido, no volveré a hacer mal;
JOB 34: 32 si he pecado instrúyeme, si he cometido injusticia, no reincidiré.
JOB 34: 33 ¿Acaso, según tú, tendría él que castigar, ya que rechazas sus decisiones?Como eres tú el que aprecias, y no yo, di todo lo que sepas.
JOB 34: 34 Mas los hombres sensatos me dirán, así como todo sabio que me escuche:
JOB 34: 35 No habla Job cuerdamente, no son sensatas sus palabras.
JOB 34: 36 Que sea Job probado a fondo, por sus respuestas dignas de malvados.
JOB 34: 37 Porque a su pecado la rebeldía añade, pone fin al derecho entre nosotros, y multiplica contra Dios sus palabras.

 
   


Está aquí: Inicio JOB CAPITULO 34 - DEL LIBRO DE JOB

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política