BIBLIA CATOLICA ON-LINE

ANTIGUO TESTAMENTO - NUEVO TESTAMENTO - FORO CATOLICO - BUSCADOR BIBLICO

 

CAPITULO 37 - DEL LIBRO DE JOB

 

 

 

JOB 37: 1 Mi corazón también por eso tiembla, y salta fuera de su sitio.
JOB 37: 2 ¡Escuchad, escuchad el fragor de su voz, el bramido que sale de su boca!
JOB 37: 3 Hace relampaguear por todo el cielo, su fulgor llega a los extremos de la tierra.
JOB 37: 4 Detrás de él una voz ruge: truena él con su soberbia voz, y sus rayos no retiene, mientras su voz retumba.
JOB 37: 5 Dios nos da a ver maravillas, grandes cosas hace que no comprendemos.
JOB 37: 6 Cuando dice a la nieve: ¡Cae sobre la tierra!, y a los aguaceros: ¡Lloved fuerte!,
JOB 37: 7 la mano de todo hombre retiene bajo sello, para que todos conozcan su obra.
JOB 37: 8 Las fieras a sus guaridas huyen y en sus cubiles se cobijan.
JOB 37: 9 Del sur llega el huracán, el frío, de los vientos del norte.
JOB 37: 10 Al soplo de Dios se forma el hielo, se congela la extensión de las aguas.
JOB 37: 11 El carga a la nube de un rayo, el nublado esparce su fulgor,
JOB 37: 12 y éste, gira girando, circula conforme a sus designios.Así ejecutan sus órdenes en todo sobre la haz de su orbe terráqueo.
JOB 37: 13 Ya como castigo para los pueblos de la tierra, ya como gracia, él los envía.
JOB 37: 14 Presta, Job, oído a esto, tente y observa los prodigios de Dios.
JOB 37: 15 ¿Sabes acaso cómo Dios los rige, y cómo su nube hace brillar el rayo?
JOB 37: 16 ¿Sabes tú cómo las nubes cuelgan en equilibrio, 7 maravilla de una ciencia consumada?
JOB 37: 17 Tú, cuyos vestidos queman cuando está quieta la tierra bajo el viento del sur,
JOB 37: 18 ¿puedes extender con él la bóveda del cielo, sólida como espejo de metal fundido?
JOB 37: 19 Enséñanos qué le hemos de decir: no discutiremos más, debido a las tinieblas.
JOB 37: 20 Si hablo yo, ¿alguien se lo cuenta? ¿es informado de lo que un hombre ha dicho?
JOB 37: 21 Ahora ya no se ve la luz, que queda oscurecida por las nubes; pero pasa el viento y las despeja,
JOB 37: 22 y una claridad llega del norte: gloria terrible alrededor de Dios,
JOB 37: 23 ¡es Sadday!, no podemos alcanzarle.Grande en fuerza y equidad, maestro de justicia, sin oprimir a nadie.
JOB 37: 24 Por eso le temen los hombres: ¡a él la veneración de todos los sabios de corazón!

 
   


Está aquí: Inicio JOB CAPITULO 37 - DEL LIBRO DE JOB

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política