BIBLIA CATOLICA ON-LINE

ANTIGUO TESTAMENTO - NUEVO TESTAMENTO - FORO CATOLICO - BUSCADOR BIBLICO

 

CAPITULO 40 - DEL LIBRO DE JOB

 

 

 

JOB 40: 1 Y Yahveh se dirigió a Job y le dijo:
JOB 40: 2 ¿Cederá el adversario de Sadday? ¿El censor de Dios va a replicar aún?
JOB 40: 3 Y Job respondió a Yahveh:
JOB 40: 4 ¡He hablado a la ligera: ¿qué voy a responder?Me taparé la boca con mi mano.
JOB 40: 5 Hablé una vez..., no he de repetir; dos veces..., ya no insistiré.
JOB 40: 6 Yahveh respondió a Job desde el seno de la tempestad y dijo:
JOB 40: 7 Ciñe tus lomos como un bravo: voy a preguntarte y tú me instruirás.
JOB 40: 8 ¿De verdad quieres anular mi juicio?, para afirmar tu derecho, ¿me vas a condenar?
JOB 40: 9 ¿Tienes un brazo tú como el de Dios? ¿truena tu voz como la suya?
JOB 40: 10 ¡Ea, cíñete de majestad y de grandeza, revístete de gloria y de esplendor!
JOB 40: 11 ¡Derrama la explosión de tu cólera, con una mirada humilla al arrogante!
JOB 40: 12 ¡Con una mirada abate al orgulloso, aplasta en el sitio a los malvados!
JOB 40: 13 ¡Húndelos juntos en el suelo, cierra sus rostros en el calabozo!
JOB 40: 14 ¡Y yo mismo te rendiré homenaje, por la victoria que te da tu diestra!
JOB 40: 15 Mira a Behemot, criatura mía, como tú.Se alimenta de hierba como el buey.
JOB 40: 16 Mira su fuerza en sus riñones, en los músculos del vientre su vigor.
JOB 40: 17 Atiesa su cola igual que un cedro, los nervios de sus muslos se entrelazan.
JOB 40: 18 Tubos de bronce son sus vértebras; sus huesos, como barras de hierro.
JOB 40: 19 Es la primera de las obras de Dios: su autor le procuró su espada;
JOB 40: 20 los montes le aportan un tributo, y todas las fieras que retozan en ellos.
JOB 40: 21 Bajo los lotos se recuesta, en escondite de cañas y marismas.
JOB 40: 22 Los lotos le recubren con su sombra, los sauces del torrente le rodean.
JOB 40: 23 Si el río va bravo, no se inquieta, firme está aunque un Jordán le llegue hasta la boca.
JOB 40: 24 ¿Quién, pues, podrá prenderle por los ojos, taladrar su nariz con punzones?
JOB 40: 25 Y a Leviatán, ¿le pescarás tú a anzuelo, sujetarás con un cordel su lengua?
JOB 40: 26 ¿Harás pasar por su nariz un junco? ¿taladrarás con un gancho su quijada?
JOB 40: 27 ¿Te hará por ventura largas súplicas? te hablará con timidez?
JOB 40: 28 ¿Pactará contigo un contrato de ser tu siervo para siempre?
JOB 40: 29 ¿Jugarás con él como con un pájaro, o lo atarás para juguete de tus niñas?
JOB 40: 30 ¿traficarán con él los asociados? ¿se le disputarán los mercaderes?
JOB 40: 31 ¿Acribillarás su piel de dardos? ¿clavarás con el arpón su cabeza?
JOB 40: 32 Pon sobre él tu mano: ¡al recordar la lucha no tendrás ganas de volver!

 
   


Está aquí: Inicio JOB CAPITULO 40 - DEL LIBRO DE JOB

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política