BIBLIA CATOLICA ON-LINE

ANTIGUO TESTAMENTO - NUEVO TESTAMENTO - FORO CATOLICO - BUSCADOR BIBLICO

 

CAPITULO 23 - DEL EVANGELIO DE SAN MATEO

 

 

 

MAT 23: 1 Entonces Jesús se dirigió a la gente y a sus discípulos
MAT 23: 2 y les dijo: En la cátedra de Moisés se han sentado los escribas y los fariseos.
MAT 23: 3 Haced, pues, y observad todo lo que os digan; pero no imitéis su conducta, porque dicen y no hacen.
MAT 23: 4 Atan cargas pesadas y las echan a las espaldas de la gente, pero ellos ni con el dedo quieren moverlas.
MAT 23: 5 Todas sus obras las hacen para ser vistos por los hombres; se hacen bien anchas las filacterias y bien largas las orlas del manto;
MAT 23: 6 quieren el primer puesto en los banquetes y los primeros asientos en las sinagogas,
MAT 23: 7 que se les salude en las plazas y que la gente les llame Rabbí.
MAT 23: 8 Vosotros, en cambio, no os dejéis llamar Rabbí, porque uno solo es vuestro Maestro; y vosotros sois todos hermanos.
MAT 23: 9 Ni llaméis a nadie Padre vuestro en la tierra, porque uno solo es vuestro Padre: el del cielo.
MAT 23: 10 Ni tampoco os dejéis llamar Directores, porque uno solo es vuestro Director: el Cristo.
MAT 23: 11 El mayor entre vosotros será vuestro servidor.
MAT 23: 12 Pues el que se ensalce, será humillado; y el que se humille, será ensalzado.
MAT 23: 13 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que cerráis a los hombres el Reino de los Cielos! Vosotros ciertamente no entráis; y a los que están entrando no les dejáis entrar.
MAT 23: 15 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y, cuando llega a serlo, le hacéis hijo de condenación el doble que vosotros!
MAT 23: 16 ¡Ay de vosotros, guías ciegos, que decís: Si uno jura por el Santuario, eso no es nada; mas si jura por el oro del Santuario, queda obligado!
MAT 23: 17 ¡Insensatos y ciegos! ¿Qué es más importante, el oro, o el Santuario que hace sagrado el oro?
MAT 23: 18 Y también: Si uno jura por el altar, eso no es nada; mas si jura por la ofrenda que está sobre él, queda obligado.
MAT 23: 19 ¡Ciegos! ¿Qué es más importante, la ofrenda, o el altar que hace sagrada la ofrenda?
MAT 23: 20 Quien jura, pues, por el altar, jura por él y por todo lo que está sobre él.
MAT 23: 21 Quien jura por el Santuario, jura por él y por Aquel que lo habita.
MAT 23: 22 Y quien jura por el cielo, jura por el trono de Dios y por Aquel que está sentado en él.
MAT 23: 23 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que pagáis el diezmo de la menta, del aneto y del comino, y descuidáis lo más importante de la Ley: la justicia, la misericordia y la fe! Esto es lo que había que practicar, aunque sin descuidar aquello.
MAT 23: 24 ¡Guías ciegos, que coláis el mosquito y os tragáis el camello!
MAT 23: 25 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que purificáis por fuera la copa y el plato, mientras por dentro están llenos de rapiña e intemperancia!
MAT 23: 26 ¡Fariseo ciego, purifica primero por dentro la copa, para que también por fuera quede pura!
MAT 23: 27 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, pues sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera parecen bonitos, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia!
MAT 23: 28 Así también vosotros, por fuera aparecéis justos ante los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía y de iniquidad.
MAT 23: 29 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, porque edificáis los sepulcros de los profetas y adornáis los monumentos de los justos,
MAT 23: 30 y decís: Si nosotros hubiéramos vivido en el tiempo de nuestros padres, no habríamos tenido parte con ellos en la sangre de los profetas!
MAT 23: 31 Con lo cual atestiguáis contra vosotros mismos que sois hijos de los que mataron a los profetas.
MAT 23: 32 ¡Colmad también vosotros la medida de vuestros padres!
MAT 23: 33 ¡Serpientes, raza de víboras! ¿Cómo vais a escapar a la condenación de la gehenna?
MAT 23: 34 Por eso, he aquí que yo envío a vosotros profetas, sabios y escribas: a unos los mataréis y los crucificaréis, a otros los azotaréis en vuestras sinagogas y los perseguiréis de ciudad en ciudad,
MAT 23: 35 para que caiga sobre vosotros toda la sangre inocente derramada sobre la tierra, desde la sangre del inocente Abel hasta la sangre de Zacarías, hijo de Baraquías, a quien matasteis entre el Santuario y el altar.
MAT 23: 36 Yo os aseguro: todo esto recaerá sobre esta generación.
MAT 23: 37 ¡Jerusalén, Jerusalén, la que mata a los profetas y apedrea a los que le son enviados! ¡Cuántas veces he querido reunir a tus hijos, como una gallina reúne a sus pollos bajo las alas, y no habéis querido!
MAT 23: 38 Pues bien, se os va a dejar desierta vuestra casa.
MAT 23: 39 Porque os digo que ya no me volveréis a ver hasta que digáis: ¡Bendito el que viene en nombre del Señor!

 
   


Está aquí: Inicio MATEO CAPITULO 23 - DEL EVANGELIO DE SAN MATEO

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política