BIBLIA CATOLICA ON-LINE

ANTIGUO TESTAMENTO - NUEVO TESTAMENTO - FORO CATOLICO - BUSCADOR BIBLICO

 

CAPITULO 2 - DEL LIBRO DE OSEAS

 

 

 

OSE 2: 1 El número de los hijos de Israel será como la arena del mar, que no se mide ni se cuenta.Y en el lugar mismo donde se les decía No-mi-pueblo, se les dirá: Hijos-de-Dios-vivo.
OSE 2: 2 Se juntarán los hijos de Judá y los hijos de Israel en uno, se pondrán un solo jefe, y desbordarán de la tierra, porque será grande el día de Yizreel.
OSE 2: 3 Decid a vuestros hermanos: Mi pueblo, y a vuestras hermanas: Compadecida.
OSE 2: 4 ¡Pleitead con vuestra madre, pleitead, porque ella ya no es mi mujer, y yo no soy su marido! ¡Que quite de su rostro sus prostituciones y de entre sus pechos sus adulterios;
OSE 2: 5 no sea que yo la desnude toda entera, y la deje como el día en que nació, la ponga hecha un desierto, la reduzca a tierra árida, y la haga morir de sed!
OSE 2: 6 Ni de sus hijos me compadeceré, porque son hijos de prostitución.
OSE 2: 7 Pues su madre se ha prostituido, se ha deshonrado la que los concibió, cuando decía: Me iré detrás de mis amantes, los que me dan mi pan y mi agua, mi lana y mi lino, mi aceite y mis bebidas.
OSE 2: 8 Por eso, yo cercaré su camino con espinos, la cercaré con seto y no encontrará más sus senderos;
OSE 2: 9 perseguirá a sus amantes y no los alcanzará, los buscará y no los hallará.Entonces dirá: Voy a volver a mi primer marido, que entonces me iba mejor que ahora.
OSE 2: 10 No había conocido ella que era yo quien le daba el trigo, el mosto y el aceite virgen, ¡la plata yo se la multiplicaba, y el oro lo empleaban en Baal!
OSE 2: 11 Por eso volveré a tomar mi trigo a su tiempo y mi mosto a su estación, retiraré mi lana y mi lino que habían de cubrir su desnudez.
OSE 2: 12 Y ahora descubriré su vergüenza a los ojos de sus amantes, y nadie la librará de mi mano.
OSE 2: 13 Haré cesar todo su regocijo, sus fiestas, sus novilunios, sus sábados, y todas sus solemnidades.
OSE 2: 14 Arrasaré su viñedo y su higuera, de los que decía: Ellos son mi salario, que me han dado mis amantes; en matorral los convertiré, y la bestia del campo los devorará.
OSE 2: 15 La visitaré por los días de los Baales, cuando les quemaba incienso, cuando se adornaba con su anillo y su collar y se iba detrás de sus amantes, olvidándose de mí, - oráculo de Yahveh.
OSE 2: 16 Por eso yo voy a seducirla; la llevaré al desierto y hablaré a su corazón.
OSE 2: 17 Allí le daré sus viñas, el valle de Akor lo haré puerta de esperanza; y ella responderá allí como en los días de su juventud, como el día en que subía del país de Egipto.
OSE 2: 18 Y sucederá aquel día - oráculo de Yahveh - que ella me llamará: Marido mío, y no me llamará más: Baal mío.
OSE 2: 19 Yo quitaré de su boca los nombres de los Baales, y no se mentarán más por su nombre.
OSE 2: 20 Haré en su favor un pacto el día aquel con la bestia del campo, con el ave del cielo, con el reptil del suelo; arco, espada y guerra los quebraré lejos de esta tierra, y haré que ellos reposen en seguro.
OSE 2: 21 Yo te desposaré conmigo para siempre; te desposaré conmigo en justicia y en derecho en amor y en compasión,
OSE 2: 22 te desposaré conmigo en fidelidad, y tú conocerás a Yahveh.
OSE 2: 23 Y sucederá aquel día que yo responderé - oráculo de Yahveh - responderé a los cielos, y ellos responderán a la tierra;
OSE 2: 24 la tierra responderá al trigo, al mosto y al aceite virgen, y ellos responderán a Yizreel.
OSE 2: 25 Yo la sembraré para mí en esta tierra, me compadeceré de No-compadecida, y diré a No-mi-pueblo: Tú Mi pueblo, y él dirá: ¡Mi Dios!

 
   


Está aquí: Inicio OSEAS CAPITULO 2 - DEL LIBRO DE OSEAS

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política