BIBLIA CATOLICA ON-LINE

ANTIGUO TESTAMENTO - NUEVO TESTAMENTO - FORO CATOLICO - BUSCADOR BIBLICO

 

CAPITULO 8 - DEL LIBRO DE LOS PROVERBIOS

 

 

 

PRO 8: 1 ¿No está llamando la Sabiduría? y la Prudencia, ¿no alza su voz?
PRO 8: 2 En la cumbre de las colinas que hay sobre el camino, en los cruces de sendas se detiene;
PRO 8: 3 junto a las puertas, a la salida de la ciudad, a la entrada de los portales, da sus voces:
PRO 8: 4 A vosotros, hombres, os llamo, para los hijos de hombre es mi voz.
PRO 8: 5 Entended, simples, la prudencia y vosotros, necios, sed razonables.
PRO 8: 6 Escuchad: voy a decir cosas importantes y es recto cuanto sale de mis labios.
PRO 8: 7 Porque verdad es el susurro de mi boca y mis labios abominan la maldad.
PRO 8: 8 Justos son todos los dichos de mi boca, nada hay en ellos astuto ni tortuoso.
PRO 8: 9 Todos están abiertos para el inteligente y rectos para los que la ciencia han encontrado.
PRO 8: 10 Recibid mi instrucción y no la plata, la ciencia más bien que el oro puro.
PRO 8: 11 Porque mejor es la sabiduría que las piedras preciosas, ninguna cosa apetecible se le puede igualar.
PRO 8: 12 Yo, la Sabiduría, habito con la prudencia, yo he inventado la ciencia de la reflexión.
PRO 8: 13 (El temor de Yahveh es odiar el mal.)La soberbia y la arrogancia y el camino malo y la boca torcida yo aborrezco.
PRO 8: 14 Míos son el consejo y la habilidad, yo soy la inteligencia, mía es la fuerza.
PRO 8: 15 Por mí los reyes reinan y los magistrados administran la justicia.
PRO 8: 16 Por mí los príncipes gobiernan y los magnates, todos los jueces justos.
PRO 8: 17 Yo amo a los que me aman y los que me buscan me encontrarán.
PRO 8: 18 Conmigo están la riqueza y la gloria, la fortuna sólida y la justicia.
PRO 8: 19 Mejor es mi fruto que el oro, que el oro puro, y mi renta mejor que la plata acrisolada.
PRO 8: 20 Yo camino por la senda de la justicia, por los senderos de la equidad,
PRO 8: 21 para repartir hacienda a los que me aman y así llenar sus arcas.
PRO 8: 22 Yahveh me creó, primicia de su camino, antes que sus obras más antiguas.
PRO 8: 23 Desde la eternidad fui fundada, desde el principio, antes que la tierra.
PRO 8: 24 Cuando no existían los abismos fui engendrada, cuando no había fuentes cargadas de agua.
PRO 8: 25 Antes que los montes fuesen asentados, antes que las colinas, fui engendrada.
PRO 8: 26 No había hecho aún la tierra ni los campos, ni el polvo primordial del orbe.
PRO 8: 27 Cuando asentó los cielos, allí estaba yo, cuando trazó un círculo sobre la faz del abismo,
PRO 8: 28 cuando arriba condensó las nubes, cuando afianzó las fuentes del abismo,
PRO 8: 29 cuando al mar dio su precepto - y las aguas no rebasarán su orilla - cuando asentó los cimientos de la tierra,
PRO 8: 30 yo estaba allí, como arquitecto, y era yo todos los días su delicia, jugando en su presencia en todo tiempo,
PRO 8: 31 jugando por el orbe de su tierra; y mis delicias están con los hijos de los hombres.
PRO 8: 32 Ahora pues, hijos, escuchadme, dichosos los que guardan mis caminos.
PRO 8: 33 Escuchad la instrucción y haceos sabios, no la despreciéis.
PRO 8: 34 Dichoso el hombre que me escucha velando ante mi puerta cada día, guardando las jambas de mi entrada.
PRO 8: 35 Porque el que me halla, ha hallado la vida, ha logrado el favor de Yahveh.
PRO 8: 36 Pero el que me ofende, hace daño a su alma; todos los que me odian, aman la muerte.

 
   


Está aquí: Inicio PROVERBIOS CAPITULO 8 - DEL LIBRO DE LOS PROVERBIOS

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política