BIBLIA CATOLICA ON-LINE

ANTIGUO TESTAMENTO - NUEVO TESTAMENTO - FORO CATOLICO - BUSCADOR BIBLICO

 

CAPITULO 19 - DEL LIBRO DE LOS SALMOS

 

 

 

SAL 19: -1 = Del maestro de coro. Salmo. De David. =
SAL 19: 1 Los cielos cuentan la gloria de Dios, la obra de sus manos anuncia el firmamento;
SAL 19: 2 el día al día comunica el mensaje, y la noche a la noche trasmite la noticia.
SAL 19: 3 No es un mensaje, no hay palabras, ni su voz se puede oír;
SAL 19: 4 mas por toda la tierra se adivinan los rasgos, y sus giros hasta el confín del mundo.En el mar levantó para el sol una tienda,
SAL 19: 5 y él, como un esposo que sale de su tálamo, se recrea, cual atleta, corriendo su carrera.
SAL 19: 6 A un extremo del cielo es su salida, y su órbita llega al otro extremo, sin que haya nada que a su ardor escape.
SAL 19: 7 La ley de Yahveh es perfecta, consolación del alma, el dictamen de Yahveh, veraz, sabiduría del sencillo.
SAL 19: 8 Los preceptos de Yahveh son rectos, gozo del corazón; claro el mandamiento de Yahveh, luz de los ojos.
SAL 19: 9 El temor de Yahveh es puro, por siempre estable; verdad, los juicios de Yahveh, justos todos ellos,
SAL 19: 10 apetecibles más que el oro, más que el oro más fino; sus palabras más dulces que la miel, más que el jugo de panales.
SAL 19: 11 Por eso tu servidor se empapa en ellos, gran ganancia es guardarlos.
SAL 19: 12 Pero ¿quién se da cuenta de sus yerros?De las faltas ocultas límpiame.
SAL 19: 13 Guarda también a tu siervo del orgullo, no tenga dominio sobre mí.Entonces seré irreprochable, de delito grave exento.
SAL 19: 14 ¡Sean gratas las palabras de mi boca, y el susurro de mi corazón, sin tregua ante ti, Yahveh, roca mía, mi redentor.

 
   


Está aquí: Inicio SALMOS CAPITULO 19 - DEL LIBRO DE LOS SALMOS

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política