BIBLIA CATOLICA ON-LINE

ANTIGUO TESTAMENTO - NUEVO TESTAMENTO - FORO CATOLICO - BUSCADOR BIBLICO

 

CAPITULO 56 - DEL LIBRO DE LOS SALMOS

 

 

 

SAL 56: -1 = Del maestro de coro. Según: La opresión de los príncipes lejanos.De David. A media voz. Cuando los filisteos se apoderaron de él en Gat. =
SAL 56: 1 Tenme piedad, oh Dios, porque me pisan, todo el día hostigándome me oprimen.
SAL 56: 2 Me pisan todo el día los que me asechan, innumerables son los que me hostigan en la altura.
SAL 56: 3 El día en que temo, en ti confío.
SAL 56: 4 En Dios, cuya palabra alabo, en Dios confío y ya no temo, ¿qué puede hacerme un ser de carne?
SAL 56: 5 Todo el día retuercen mis palabras, todos sus pensamientos son de hacerme mal;
SAL 56: 6 se conjuran, se ocultan, mis pisadas observan, como para atrapar mi alma.
SAL 56: 7 Por su iniquidad, ¿habrá escape para ellos? ¡Abate, oh Dios, a los pueblos en tu cólera!
SAL 56: 8 De mi vida errante llevas tú la cuenta, ¡recoge mis lágrimas en tu odre!
SAL 56: 9 Entonces retrocederán mis enemigos, el día en que yo clame.Yo sé que Dios está por mí.
SAL 56: 10 En Dios, cuya palabra alabo, en Yahveh, cuya palabra alabo,
SAL 56: 11 en Dios confío y ya no temo, ¿qué puede hacerme un hombre?
SAL 56: 12 A mi cargo, oh Dios, los votos que te hice: sacrificios te ofreceré de acción de gracias,
SAL 56: 13 pues tú salvaste mi alma de la muerte, para que marche ante la faz de Dios, en la luz de los vivos.

 
   


Está aquí: Inicio SALMOS CAPITULO 56 - DEL LIBRO DE LOS SALMOS

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política