BIBLIA CATOLICA ON-LINE

ANTIGUO TESTAMENTO - NUEVO TESTAMENTO - FORO CATOLICO - BUSCADOR BIBLICO

 

CAPITULO 71 - DEL LIBRO DE LOS SALMOS

 

 

 

SAL 71: 1 A ti, Yahveh, me acojo, ¡no sea confundido jamás!
SAL 71: 2 ¡Por tu justicia sálvame, libérame! tiende hacia mí tu oído y sálvame!
SAL 71: 3 ¡Sé para mí una roca de refugio, alcázar fuerte que me salve, pues mi roca eres tú y mi fortaleza.
SAL 71: 4 ¡Dios mío, líbrame de la mano del impío, de las garras del perverso y del violento!
SAL 71: 5 Pues tú eres mi esperanza, Señor,Yahveh, mi confianza desde mi juventud.
SAL 71: 6 En ti tengo mi apoyo desde el seno, tú mi porción desde las entrañas de mi madre; ¡en ti sin cesar mi alabanza!
SAL 71: 7 Soy el asombro de muchos, mas tú eres mi seguro refugio.
SAL 71: 8 Mi boca está repleta de tu loa, de tu gloria todo el día.
SAL 71: 9 A la hora de mi vejez no me rechaces, no me abandones cuando decae mi vigor.
SAL 71: 10 Porque de mí mis enemigos hablan, los que espían mi alma se conciertan:
SAL 71: 11 ¡Dios le ha desamparado, perseguidle, apresadle, pues no hay quien le libere!
SAL 71: 12 ¡Oh Dios, no te estés lejos de mí,Dios mío, ven pronto en mi socorro!
SAL 71: 13 ¡Confusión y vergüenza sobre aquellos que acusan a mi alma; cúbranse de ignominia y de vergüenza los que buscan mi mal!
SAL 71: 14 Y yo, esperando sin cesar, más y más te alabaré;
SAL 71: 15 publicará mi boca tu justicia, todo el día tu salvación.
SAL 71: 16 Y vendré a las proezas de Yahveh, recordaré tu justicia, tuya sólo.
SAL 71: 17 ¡Oh Dios, desde mi juventud me has instruido, y yo he anunciado hasta hoy tus maravillas!
SAL 71: 18 Y ahora que llega la vejez y las canas, ¡oh Dios, no me abandones!, para que anuncie yo tu brazo a todas las edades venideras, ¡tu poderío
SAL 71: 19 y tu justicia, oh Dios, hasta los cielos!Tú que has hecho grandes cosas, ¡oh Dios!, ¿quién como tú?
SAL 71: 20 Tú que me has hecho ver tantos desastres y desgracias, has de volver a recobrarme.Vendrás a sacarme de los abismos de la tierra,
SAL 71: 21 sustentarás mi ancianidad, volverás a consolarme,
SAL 71: 22 Y yo te daré gracias con las cuerdas del arpa, por tu verdad, Dios mío; para ti salmodiaré a la cítara, oh Santo de Israel.
SAL 71: 23 Exultarán mis labios cuando salmodie para ti, y mi alma, que tú has rescatado.
SAL 71: 24 También mi lengua todo el día musitará tu justicia: porque han sido avergonzados, porque han enrojecido, los que buscaban mi desgracia.

 
   


Está aquí: Inicio SALMOS CAPITULO 71 - DEL LIBRO DE LOS SALMOS

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política