BIBLIA CATOLICA ON-LINE

ANTIGUO TESTAMENTO - NUEVO TESTAMENTO - FORO CATOLICO - BUSCADOR BIBLICO

 

CAPITULO 116 - DEL LIBRO DE LOS SALMOS

 

 

 

SAL 116: -1 ¡Aleluya!
SAL 116: 1 Yo amo, porque Yahveh escucha mi voz suplicante;
SAL 116: 2 porque hacia mí su oído inclina el día en que clamo.
SAL 116: 3 Los lazos de la muerte me aferraban, me sorprendieron las redes del seol; en angustia y tristeza me encontraba,
SAL 116: 4 y el nombre de Yahveh invoqué: ¡Ah, Yahveh, salva mi alma!
SAL 116: 5 Tierno es Yahveh y justo, compasivo nuestro Dios;
SAL 116: 6 Yahveh guarda a los pequeños, estaba yo postrado y me salvó.
SAL 116: 7 Vuelve, alma mía, a tu reposo, porque Yahveh te ha hecho bien.
SAL 116: 8 Ha guardado mi alma de la muerte, mis ojos de las lágrimas, y mis pies de mal paso.
SAL 116: 9 Caminaré en la presencia de Yahveh por la tierra de los vivos.
SAL 116: 10 ¡Tengo fe, aún cuando digo: Muy desdichado soy!,
SAL 116: 11 yo que he dicho en mi consternación: Todo hombre es mentiroso.
SAL 116: 12 ¿Cómo a Yahveh podré pagar todo el bien que me ha hecho?
SAL 116: 13 La copa de salvación levantaré, e invocaré el nombre de Yahveh.
SAL 116: 14 Cumpliré mis votos a Yahveh, ¡sí, en presencia de todo su pueblo!
SAL 116: 15 Mucho cuesta a los ojos de Yahveh la muerte de los que le aman.
SAL 116: 16 ¡Ah, Yahveh, yo soy tu siervo, tu siervo, el hijo de tu esclava, tú has soltado mis cadenas!
SAL 116: 17 Sacrificio te ofreceré de acción de gracias, e invocaré el nombre de Yahveh.
SAL 116: 18 Cumpliré mis votos a Yahveh, sí, en presencia de todo su pueblo,
SAL 116: 19 en los atrios de la Casa de Yahveh, en medio de ti, Jerusalén.

 
   


Está aquí: Inicio SALMOS CAPITULO 116 - DEL LIBRO DE LOS SALMOS

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política