BIBLIA CATOLICA ON-LINE

ANTIGUO TESTAMENTO - NUEVO TESTAMENTO - FORO CATOLICO - BUSCADOR BIBLICO

 

CAPITULO 28 - DEL PRIMER LIBRO DE SAMUEL - LIBRO PRIMERO (1/I)

 

 

 

SA1 28: 1 Por aquellos días reunieron los filisteos sus tropas para ir a la guerra contra Israel; Akís dijo a David: Bien sabes que debes venir a la guerra conmigo, tú y tus hombres.
SA1 28: 2 Respondió David a Akís: Ahora vas a saber bien lo que va a hacer tu servidor. Dijo Akís a David: Con seguridad te haré mi guardia personal para siempre.
SA1 28: 3 Samuel había muerto, todo Israel le había llorado y fue sepultado en Ramá, su ciudad. Saúl había echado del país a los nigromantes y adivinos.
SA1 28: 4 Habiéndose reunido los filisteos vinieron a acampar en Sunem. Reunió Saúl a todo Israel y acampó en Gelboé.
SA1 28: 5 Vio Saúl el campamento de los filisteos y tuvo miedo, temblando sobremanera su corazón.
SA1 28: 6 Consultó Saúl a Yahveh, pero Yahveh no le respondió ni por sueños ni por los = urim =, ni por los profetas.
SA1 28: 7 Dijo Saúl a sus servidores: Buscadme una nigromante para que vaya a consultarla. Dijéronle sus servidores: Aquí mismo, en Endor, hay una nigromante.
SA1 28: 8 Se disfrazó Saúl poniéndose otras ropas y fue con dos de sus hombres; llegó donde la mujer de noche y dijo: Adivíname por un muerto y evócame el que yo te diga.
SA1 28: 9 La mujer le respondió: Bien sabes lo que hizo Saúl, que suprimió de esta tierra a los nigromantes y adivinos. ¿Por qué tiendes un lazo a mi vida para hacerme morir?
SA1 28: 10 Saúl juró por Yahveh diciendo: ¡Vive Yahveh! Ningún castigo te vendrá por este hecho.
SA1 28: 11 La mujer dijo: ¿A quién debo invocar para ti? Respondió: Evócame a Samuel.
SA1 28: 12 Vio entonces la mujer a Samuel y lanzó un gran grito. Dijo la mujer a Saúl: ¿Por qué me has engañado? ¡Tú eres Saúl¡
SA1 28: 13 El rey le dijo: No temas, pero ¿qué has visto? La mujer respondió a Saúl: Veo un espectro que sube de la tierra.
SA1 28: 14 Saúl le preguntó: ¿Qué aspecto tiene? Ella respondió: Es un hombre anciano que sube envuelto en su manto. Comprendió Saúl que era Samuel y cayendo rostro en tierra se postró.
SA1 28: 15 Samuel dijo a Saúl: ¿Por qué me perturbas evocándome? Respondió Saúl: Estoy en grande angustia; los filisteos mueven guerra contra mí, Dios se ha apartado de mí y ya no me responde ni por los profetas ni en sueños. Te he llamado para que me indiques lo que debo hacer.
SA1 28: 16 Dijo Samuel: ¿Para qué me consultas si Yahveh se ha separado de ti y se ha pasado a otro?
SA1 28: 17 Yahveh te ha cumplido lo que dijo por mi boca: ha arrancado Yahveh el reino de tu mano y se lo ha dado a otro, a David,
SA1 28: 18 porque no oíste la indignación de su ira contra Amalec. Por eso te trata hoy Yahveh de esta manera.
SA1 28: 19 También a Israel entregará Yahveh en manos de los filisteos. Mañana tú y tus hijos estaréis conmigo. Yahveh ha entregado también el ejército de Israel en manos de los filisteos.
SA1 28: 20 Al instante Saúl cayó en tierra cuan largo era. Estaba aterrado por las palabras de Samuel: se hallaba, además, sin fuerzas, porque no había comido nada en todo el día y toda la noche.
SA1 28: 21 Acercóse la mujer donde Saúl, y viendo que estaba tan conturbado, le dijo: Tu sierva ha escuchado tu voz y he puesto mi vida en peligro por obedecer las órdenes que me diste.
SA1 28: 22 Escucha, pues, tú también la voz de tu sierva y permíteme que te sirva un bocado de pan para que comas y tengas fuerzas para ponerte en camino.
SA1 28: 23 Saúl se negó diciendo: No quiero comer. Pero sus servidores, a una con la mujer, le insistieron hasta que accedió. Se levantó del suelo y se sentó en el diván.
SA1 28: 24 Tenía la mujer en casa un ternero cebado y se apresuró a degollarlo. Tomó harina, la amasó y coció unos ázimos.
SA1 28: 25 Lo sirvió a Saúl y sus servidores, comieron y levantándose se marcharon aquella misma noche.

 
   


Está aquí: Inicio SAMUEL (I) CAPITULO 28 - DEL PRIMER LIBRO DE SAMUEL - LIBRO PRIMERO (1/I)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política