BIBLIA CATOLICA ON-LINE

ANTIGUO TESTAMENTO - NUEVO TESTAMENTO - FORO CATOLICO - BUSCADOR BIBLICO

 

CAPITULO 4 - DE LA PRIMERA CARTA / EPISTOLA A LOS TESALONICENSES (LIBRO 1/I)

 

 

 

TE1 4: 1 Por lo demás, hermanos, os rogamos y exhortamos en el Señor Jesús a que viváis como conviene que viváis para agradar a Dios, según aprendisteis de nosotros, y a que progreséis más.
TE1 4: 2 Sabéis, en efecto, las instrucciones que os dimos de parte del Señor Jesús.
TE1 4: 3 Porque esta es la voluntad de Dios: vuestra santificación; que os alejéis de la fornicación,
TE1 4: 4 que cada uno de vosotros sepa poseer su cuerpo con santidad y honor,
TE1 4: 5 y no dominado por la pasión, como hacen los gentiles que no conocen a Dios.
TE1 4: 6 Que nadie falte a su hermano ni se aproveche de él en este punto, pues el Señor se vengará de todo esto, como os lo dijimos ya y lo atestiguamos,
TE1 4: 7 pues no nos llamó Dios a la impureza, sino a la santidad.
TE1 4: 8 Así pues, el que esto deprecia, no desprecia a un hombre, sino a Dios, que os hace don de su Espíritu Santo.
TE1 4: 9 En cuanto al amor mutuo, no necesitáis que os escriba, ya que vosotros habéis sido instruidos por Dios para amaros mutuamente.
TE1 4: 10 Y lo practicáis bien con los hermanos de toda Macedonia. Pero os exhortamos, hermanos, a que continuéis practicándolo más y más,
TE1 4: 11 y a que ambicionéis vivir en tranquilidad, ocupándoos en vuestros asuntos, y trabajando con vuestras manos, como os lo tenemos ordenado,
TE1 4: 12 a fin de que viváis dignamente ante los de fuera, y no necesitéis de nadie.
TE1 4: 13 Hermanos, no queremos que estéis en la ignorancia respecto de los muertos, para que no os entristezcáis como los demás, que no tienen esperanza.
TE1 4: 14 Porque si creemos que Jesús murió y que resucitó, de la misma manera Dios llevará consigo a quienes murieron en Jesús.
TE1 4: 15 Os decimos eso como Palabra des Señor: Nosotros, los que vivamos, los que quedemos hasta la Venida del Señor no nos adelantaremos a los que murieron.
TE1 4: 16 El Señor mismo, a la orden dada por la voz de un arcángel y por la trompeta de Dios, bajará del cielo, y los que murieron en Cristo resucitarán en primer lugar.
TE1 4: 17 Después nosotros, los que vivamos, los que quedemos, seremos arrebatados en nubes, junto con ellos, al encuentro del Señor en los aires. Y así estaremos siempre con el Señor.
TE1 4: 18 Consolaos, pues, mutuamente con estas palabras.

 
   


Está aquí: Inicio TESALONICENSES (I) CAPITULO 4 - DE LA PRIMERA CARTA / EPISTOLA A LOS TESALONICENSES (LIBRO 1/I)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política